Trump y Jong-un escenifican el acuerdo de desnuclearización


El líder estadounidense también ha invitado a su homólogo norcoreano a la Casa Blanca. En cuanto a la situación de los cristianos, el presidente de Estados Unidos ha asegurado que Jong-un “quiere hacer cosas”.


Finalmente los presidentes de Estados Unidos y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, han escenificado su acercamiento en un encuentro histórico celebrado este martes en la isla de Sentosa, en Singapur. Pese a que el primero había dejado la reunión en el aire hace unas semanas, después de manifestar que todavía había condiciones que Corea del Norte debía comprometerse a cumplir, por primera vez, los presidentes de ambos países se han fotografiado ante la prensa internacional en un apretón de manos que deja muchas incertidumbres sobre el impacto que ha de generar este acercamiento.


El acuerdo puede resumirse en el compromiso de desnuclearización de la península de Corea a cambio de la garantía de seguridad a Pyongyang por parte de Estados Unidos. “Kim me ha dicho que Corea del Note está preparada para destruir su arsenal”, ha asegurado Trump durante la conferencia de prensa posterior a la reunión con Jong-un. Por su parte, el presidente norcoreano ha manifestado que “el mundo va a ver un cambio tremendo”.


LA DESNUCLEARIZACIÓN “Si puedo salvar miles de vidas y venir aquí a sentarme con una persona muy poderosa y que tiene armas nucleares, es un honor”, ha dicho el presidente de los Estados Unidos. El de la desnuclearización del territorio de Corea del Norte es el previsible y gran anuncio. Sin embargo, el acuerdo también incluye una letra pequeña de la que Trump ha dado algunas pinceladas pero que se llevará a cabo desde las relaciones diplomáticas entre ambos países.


Se trata, en concreto, de la garantía de seguridad a Pyongyang por parte de la Casa Blanca, y especialmente del cese de las operaciones militares conjuntas con Corea del Sur, aunque sin una fecha exacta. “Sólo alguien a quien no lo gusta Donald Trump diría que me he rendido. Creo que el acuerdo es bueno para nosotros y para ellos”, ha señalado el presidente de los Estados Unidos ante las preguntas de la prensa. “Durante los últimos siete meses no han realizado pruebas nucleares”, ha añadido.


POCA CONCRECIÓN SOBRE DERECHOS HUMANOS Aparte de la desnuclearización cabe destacar el compromiso de Corea del Norte, según Trump, de repatriar los restos de los soldados norteamericanos fallecidos en la Guerra de Corea. “Se lo he pedido y he logrado su compromiso”, ha reiterado el presidente de los Estados Unidos. Como prueba del acercamiento, el presidente de Estados Unidos ha recordado la liberación de tres presos norteamericanos por parte del régimen de Jong-un durante el mes de mayo.


¿HAN ESTADO PRESENTES LOS CRISTIANOS EN LA AGENDA DEL ENCUENTRO?

Con una respuesta escueta, Donald Trump ha respondido a la pregunta de la prensa sobre si la situación de los cristianos en Corea del Norte ha sido uno de los puntos tratados en el encuentro. “Quiere hacer cosas”, ha dicho el presidente de los Estados Unidos sobre Jong-un.

Sin más detalles al respecto, el desarrollo de la hoja de ruta queda ahora en manos del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y de los altos funcionarios norcoreanos. El presidente Trump ha invitado a Kim Jong-un a visitar la Casa Blanca. “Él ya ha aceptado la invitación”, ha explicado, dejando caer la posibilidad de que se celebren más reuniones.


Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square