Respuesta de la Iglesia Willow Creek a los reportes de los medios de comunicación


Comentarios de Pam Orr, Presidenta de Consejo de Ancianos de la Iglesia Willow Creek

Me llamo Pam Orr. Soy la presidenta del Consejo de Ancianos de la Iglesia Willow Creek. El día de hoy tenemos una noticia para ustedes sobre una situación que se dio hace algunos años.


Estoy comunicándome con ustedes de parte de todo el Consejo de Ancianos. Las escrituras nos dicen que el trabajo de los ancianos es de liderar y proteger a la iglesia, siendo “cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo” (1 Pedro 5:2 NVI). La situación que hoy les comparto es una de las situaciones más desafiantes y complicadas que hemos enfrentado.

Hace algunos años, hubo una acusación en contra de Bill. Los ancianos lo investigaron cuidadosamente. Y buscaron consejo de afuera de la organización para que se investigara de forma rigurosa. Al final de dichas investigaciones, no encontramos ni nosotros ni los investigadores externos algún problema. Para que quede claro, no hay alguna otra investigación el día de hoy sobre algún comportamiento indebido. Hemos investigado todas las acusaciones que se presentaron al Consejo de Ancianos. Tenemos plena confianza en el carácter de Bill, y estamos apoyando su trabajo como Pastor Principal hasta el cumplimiento de la transición planeada hasta octubre de este año.

La historia es la siguiente: El 1 de abril del 2014, un pareja (los dos ex-miembros del equipo de Willow Creek) vinieron al Consejo de Ancianos con una acusación. La mujer dijo que otra mujer le había contado de una conducta potencialmente inapropiada de parte Bill hacia ella. Nosotros tomamos esta acusación con mucha seriedad. Nuestro Consejo de Ancianos se reunió inmediatamente – fuera de la iglesia y sin Bill – para hablar sobre la mejor manera de darle seguimiento al asunto.

Se tomó la decisión de hablar directamente con la mujer que hizo la declaración de una conducta inapropiada. Los ancianos también se reunieron con Bill, que negó en forma absoluta cualquier conducta inapropiada.

Cuando los ancianos se reunieron con la mujer, se disculpó de forma sincera de haber hecho una declaración falsa y escribió una retracción completa que los ancianos guardan en sus archivos. Ella habló con uno de los ancianos tres veces y se disculpó por sus mentiras. También habló con Lynne, la esposa de Bill y se disculpó directamente con ella. En su retracción, la mujer confesó de estar “muy enojada con Willow” al grado que ya no podía asistir a la iglesia. Además, en un correo electrónico a una amiga “ahora tengo que decirles a todos que soy una mentirosa, es lo que realmente soy.” Te mentí y lo siento mucho. Quería derribar a (Bill) y a Willow y desahogarme de esa forma.”

Y aunque hubo una retracción completa, los Ancianos lanzaron una amplia investigación interna sobre este asunto para asegurarse que habían hecho todo lo posible para proteger la integridad de nuestra iglesia. No se le permitió a Bill ser parte de esta investigación y estuvo de acuerdo que los Ancianos tenían que hacer todo lo necesario para descubrir toda la verdad del asunto. Nuestra investigación incluyó varias entrevistas personales junto con una examinación de los dispositivos de comunicación de Bill. Revisamos el registro de sus llamadas telefónicas, sus documentos financieros personales y sus viajes. Los ancianos también consultamos con una empresa externa para ayudarnos en nuestra investigación. Cuando se terminó la investigación, los ancianos concluimos que no había evidencias de mala conducta.

A pesar de todos estos esfuerzos, la pareja de ex-miembros del equipo de Willow Creek, compartieron las acusaciones y los resultados de la investigación con otros exempleados y un ex-anciano. Juntos, este grupo hizo la acusación que la investigación no había sido conducida rigurosamente. No era el resultado que ellos querían, y por lo tanto dijeron que se estaba encubriendo la verdad.

A pesar que la acusación había sido retractada, este grupo demandó que los ancianos tuvieran una investigación externa. Ellos indicaron como creían que se debería conducir la investigación y expresaron preocupación de cómo Bill se relacionaba con las mujeres. Estas preocupaciones adicionales incluía un abrazo prolongado que una de las mujeres había recibido y otra mujer expresó de un halago que había recibido sobre sus brazos. Los ancianos se reunieron con este grupo y los escucharon cuidadosamente durante varias horas.

Quedemos que quede claro que este grupo, especialmente estas dos parejas, están ahora involucrados en un esfuerzo coordinado para dañar la reputación de Bill. Las dos parejas demandaron específicamente cómo debería de conducirse la investigación y el control que ellos deseaban tener – demandas que nuestros ancianos consideraron ser irrazonables y sin fundamentos Bíblicos. Lo que ellos demandaron incluye lo siguiente: • Estas parejas (que no son miembros de Willow) aprobarían quién sería el investigador. • La investigación incluiría toda la vida adulta de Bill (desde los 18 años en adelante). • Ellos escogerían a quiénes se llamarían como testigos para ser entrevistados, y todos los entrevistados recibirían una indemnización. • Los reportes de la investigación se harían públicos sin importar los resultados. • Estas parejas insistían que hubiera una admisión pública sobre lo que ellos (no el investigador o las ancianos) decidieran que era inapropiado.

Y porque sus demandas no fueron aceptadas, estas dos parejas comunicaron a los ancianos, antes de que la investigación externa iniciara, que ellos no participarían en las entrevistas. Eventualmente, ellos enviaron una carta que decía que no estaban de acuerdo con el proceso, pero que lo dejaban en manos de los ancianos.

Los ancianos decidimos que aunque este grupo pequeño de personas no aceptaban la validez de la investigación, que seguiríamos adelante contratando a un grupo de abogados para que hiciera la investigación externa. Tomamos esta decisión por que los rumores seguían circulando. Y nos fue claro a los ancianos que este grupo de personas habían comunicado a otras personas del país que los ancianos de Willow Creek no habían enfrentado el problema de un posible comportamiento inapropiado de Bill en forma adecuada. Los ancianos decidimos contratar a un abogado que no tuviera conexión alguna a Willow Creek para revisar la primera investigación y para examinar las acusaciones que se habían expresado.

En la investigación externa, se tuvieron 29 entrevistas, y una empresa forense de tecnología de información fue contratada para revisar el servidor de WIllow. Además, los mensajes de correos electrónicos, archivos de llamadas telefónicas, los documentos financieros personales y los viajes fueron nuevamente investigados en forma rigurosa.

A pesar del hecho que este grupo de ex-empleados decían que Bill controlaba y afectaba la validez de la investigación, por favor entiendan claramente que Bill se sometió en forma completa a la autoridad de los ancianos. Él fue entrevistado como parte de la investigación, pero no la dirigió o influyó en ninguna manera. La empresa externa de abogados concluyó que no hay evidencias que apoyen alguna acusación de conducta inapropiada. Ellos felicitaron el trabajo de los ancianos. Ninguna de las investigaciones produjo alguna evidencia que apoyara las acusaciones o problemas que presentaron los ex-empleados de Willow. Y en ese momento, los ancianos cerraron el caso.

Aunque este grupo había acordado previamente de dejarlo la investigación en manos de los ancianos, siguieron insatisfechos. También continuaron contactando a pastores personas claves de influencia de todo el país dándoles información falsa y dañina sobre un proceso que ellos reusaron involucrarse y desconocían.

También siguieron contactando a mujeres que trabajan y que trabajaron en la iglesia para preguntarles si Bill había hecho algo para hacerlas sentir incómodas desde los inicios de su ministerio en Willow. Una persona trajo otras acusaciones, y los ancianos pedimos al investigador que las revisara inmediatamente. El investigador concluyó firmemente que no había alguna evidencia para apoyar las acusaciones de comportamiento inadecuado. Es más, él encontró mensajes de correos electrónicos y videos que contradecían directamente las acusaciones. Estos mensajes indicaron que ella era la que buscaba a Bill, y que él había rechazado sus peticiones.

Este pequeño grupo de ex-empleados han expresado directamente a varias personas que ellos creen que Bill no merece terminar bien su tiempo en Willow, a pesar del proceso riguroso y concientizado que ha aclarado su reputación. Nos queda claro que han decidido difundir esto a través de rumores y ahora por los medios de comunicación. Ellos llevaron agresivamente su historia a múltiples medios de comunicación. Estas acciones no van de acuerdo con los estándares Bíblicos y han causado mucho dolor a muchas personas. Sentimos una profunda tristeza por las relaciones rotas con gente que hemos respetado y amado. Sufrimos por Bill y su familia.

Después de 42 años de pastorearnos a ti, a mí y a nuestra congregación, y después de haberse sacrificado a sí mismos, esto ha sido doloroso más allá de lo que las palabras puedan expresar.

Quiero que quede muy claro. Nuestro Consejo de Ancianos, y también todo anciano que ha servido durante toda esta situación desafiante, creemos que nos hemos comportado de acuerdo a los estándares Bíblicos, con la más alta integridad y diligencia exhaustiva al enfrentar esta situación. Apoyamos plenamente a Bill y estamos agradecidos que él continuará en su rol como Pastor Principal hasta la transición en octubre del 2018.

Ahora Bill va a hablar con ustedes. Comentarios de Bill Hybels Esta es la cosa más dolorosa y frustrante que he experimentado – para mí, para mi familia, y la familia de nuestra iglesia.

En el 2014, por primera vez en toda mi carrera ministerial, una mujer me acusó de haber tenido una relación inapropiada con ella. Y eso no es cierto. Y porque somos una iglesia liderada por ancianos, los ancianos se dieron el trabajo de hacer una investigación sobre la acusación.

Fue un shock para mí y me entristeció cuando los ancianos me confrontaron con la acusación de esa mujer. Había sido una mujer que trabajaba duro como parte del personal, era también una amiga de mi familia. Yo negué en forma absoluta la acusación. No era cierto.

Cuando los ancianos se acercaron a la mujer, ella inmediatamente reconoció que había mentido, y envió una retracción completa por escrito. También se reunió con mi esposa Lynne personalmente y le pidió perón por el dolor que sus mentiras habían causado a Lynne.

Aunque se retractó de sus acusaciones, los ancianos decidieron tener un proceso extensivo de investigación – tano interno como externo, que ellos ya han descrito. Yo estuve bajo esa investigación y no tuve parte en dirigirla o influenciarla. Cooperé totalmente y entregué el registro de mis llamadas telefónicas, mi agenda, mi documentos financieros personales, los documentos de mis viajes y todos mis dispositivos personales. Abrí toda mi vida a ellos.

Quiero felicitar personalmente a los ancianos por la forma completa y rigurosa que hicieron su trabajo. Al final de su investigación, los ancianos concluyeron que no había alguna evidencia que apoyara un comportamiento inapropiado de mi parte. Desafortunadamente, quedó claro que cuando la mujer se retractó, el grupo de exempleadosmque presentaron la acusación original empezaron a contactar a mujeres que trabajan o que han trabajado en Willow, preguntándoles si alguna de ellas había tenido una interacción incómoda conmigo. Sin mencionar la retracción completa de esa mujer, les dijeron a las mujeres que yo había tenido una relación inapropiada y que los ancianos la habían encubierto, y les pidieron que compartieran cualquier experiencia negativa que tuvieran.

Las mentiras que leen en el artículo del periódico Tribune son las herramientas que este grupo está usando para tratar de evitar que yo termine mi ministerio aquí en Willow con mi reputación intacta.

Déjenme ser claro: ninguna de estas acusaciones son verdad. Muchos de estos incidentes mencionados supuestamente ocurrieron hace más de veinte años. El hecho de que las sacaron ahora y las han puesto de forma calculada demuestra la determinación de este grupo de hacer el mayor daño posible que puedan hacer.

No sólo es dañino para mí, también lo es para mi familia y para nuestra iglesia. Siento mucho que los líderes de nuestra iglesia han tenido que pasar tanto tiempo y esfuerzo en este asunto. Me rompe el corazón que mi familia – mis hijos y nietos – tengan que pasar por esto. Odio la manera que estas mentiras han afectado a otras iglesias. No puedo expresarles la frustración que esto me ha causado, pero tengo que dejarlo en manos de Dios. Es lo único que puedo hacer.

En medio de esta situación oscura, le he pedido a Dios que me enseñe qué es lo que puedo aprender y qué es lo que necesito cambiar. Como resultado de esta situación, he decidido ser más diligente para evitar estar alguna situación en la que alguna acusación falsa pueda ser generada en mi contra. Pero déjenme ser claro, continuaré trabajando con las mujeres y hombres competentes de los equipos que lidero. Aunque estoy profundamente triste por esto, hay mucho de lo que puedo estar agradecido.

Lo primero y más importante, estoy muy agradecido por mi esposa Lynne. Hemos sido bendecidos por casi 44 años de matrimonio, y estaré eternamente agradecido por el amor y el apoyo que he recibido de ella y de nuestros hijos a través de toda esta situación difícil.

Estoy agradecido por esta iglesia. Uno de los regalos más grande de mi vida es que Dios me ha permitido ver cómo Su visión para Willow se ha hecho una realidad. Y se los digo constantemente, y es tan cierto hoy como lo ha sido en el pasado: Willow es la iglesia más apasionada, generosa, con una visión del Reino, con el corazón más abierto de toda la tierra. El ser parte de la historia de Willow ha sido uno de los más grandes privilegios de mi vida, y nunca haría algo para lastimar a la iglesia que amo. Al ver hacia el futuro, estoy decidido de liderar con todo hasta mi transición en octubre de este año. También haré mi mejor esfuerzo para edificar a la iglesia localmente y en todo el mundo. Y aparte, continuaré edificando a líderes mientras Dios me dé aliento. Espero que la sabiduría que viene con los años me permita hacer esto aún con más efectividad en el futuro.

Otros comentarios de Pam Orr Sabemos que muchos de ustedes en nuestra iglesia han sido contactado por estas parejas. Les han hecho preguntas que quizá hayan causado que cuestionen la confianza que le tienen a Bill o a nosotros como ancianos. Quizá han escuchado rumores que los ha hecho cuestionar nuestro liderazgo o la integridad de Bill. No es justo que un grupo pequeño de personas con el deseo de dañar la reputación de un hombre hayan sembrado semillas de desconfianza en toda nuestra comunidad. Lo sentimos mucho.

¿Y que hacemos ahora? Nosotros, la iglesia, seguimos siendo la iglesia. Caminamos juntos, oramos juntos, adoramos juntos y servimos juntos. Esta iglesia como familia, no se trata y nunca se ha tratado de una sola persona. Se trata de la visión de Dios para nuestra iglesia y de lo que Él está haciendo aquí.

Nosotros como ancianos estamos comprometidos a continuar pastoreando a esta comunidad a través de esta situación. Si hay algo más que ustedes necesiten saber, se lo diremos. Si hay algo más que podamos hacer, lo haremos. Estamos tan comprometidos como siempre a esta iglesia, a la integridad de nuestra comunidad, y a lo que Dios está haciendo aquí y alrededor del mundo.


Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square