Niño es lanzado de un tercer piso de un centro comercial y no tiene daño cerebral


Un niño de cinco años que fue atacado y empujado brutalmente desde el tercer piso de un centro comercial está desafiando las probabilidades y asombrando a los médicos, un caso que muchos llaman "milagro", según el pastor de la iglesia de la familia.


Landen Hoffman estaba de compras con su madre y amigos el 12 de abril, cuando Emmanuel Aranda, de 24 años, lo tiró por la baranda de un balcón.


Aranda le dijo a la policía que había ido al centro comercial con la intención de matar a un adulto "porque generalmente están cerca del balcón", pero no "funcionó".


Aranda está siendo acusada de intento de asesinato premeditado en primer grado.

"Es un milagro que no lo mataran", dijo el pastor Mac Hammond a la congregación.


Hammond dirige la iglesia Living Word Christian en Brooklyn Park, Minnesota y compartió una actualización el domingo de Pascua en la iglesia.


Hammond y su esposa visitaron a la familia la semana pasada para animarlos y orar después del incidente.


Landen cayó al primer piso y sufrió fracturas en brazos y piernas, y hasta hace poco se creía que sufría un traumatismo craneal significativo.


Sin embargo, Hammond le dijo a la iglesia que recibió una llamada del abuelo de Landen con buenas noticias después de una resonancia magnética de cinco horas para determinar el alcance total de las lesiones del niño.


"No hubo evidencia de daño cerebral, ni siquiera hubo hinchazón en el cerebro", dijo Hammond el domingo. "No hay lesión de la médula espinal, ni daño a los nervios, ni lesiones internas que amenacen la vida".


Hammond agregó que uno de sus médicos asistentes se maravilló de la salud de Landen.

"Esto es realmente un milagro. Es como si se cayera de una bicicleta en lugar de caer del tercer piso del centro comercial", dijo Hammond recordando las palabras del médico.


Hammond también compartió durante el mensaje que el Espíritu Santo le había dado una advertencia a la madre de Landen justo antes de encontrarse con unos amigos en el centro comercial ese día.


"En sus palabras, un temor se acercó, pero ella no sentía que pudiera irse porque se suponía que se encontraría con esta otra madre y su hijo allí", explicó Hammond.


Pero él dice que ella hizo lo único que sabía hacer: orar.


"Ella llamó a los ángeles ministradores para que lo cuidaran", recordó Hammond.


Aunque los asistentes a los centros comerciales escucharon gritos cuando Landen se cayó, los testigos dicen que se escuchó a su madre gritar "¡solo ora!"

Hammond le dijo a la iglesia que era un milagro de Pascua.


"Este es el poder de la resurrección... esto es lo que la Palabra hará. Te dará el poder para restaurar lo que el enemigo destruya o defenderse completamente".


Según una publicación reciente en la página de GoFundMe creada para la familia, Landen está "mostrando signos reales de recuperación".


La campaña de recaudación de fondos ha colectado casi $ 1 millón para ayudar a cubrir el costo de los tratamientos médicos y los programas de rehabilitación del pequeño


Entradas recientes
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square